Lombricultura

LOMBRICULTURA

La lombricultura es una actividad centrada en la crianza de lombrices, las que posteriormente se utilizan para diversos fines. Tradicionalmente se ha asociado el aspecto comercial de la lombriz con el negocio de la pesca. Sin embargo, ésta es tal vez la menor de sus aplicaciones.

La carne de la lombriz se transforma en harina de altísimo valor proteico y más importante aún su cantidad de aminoácidos esenciales. Más de un 70% de proteínas de alto valor biológico hacen que este anélido aparezca como una de las grandes soluciones a los problemas nutricionales de la humanidad.

Es utilizada en la alimentación animal, y es procesada por importantes laboratorios internacionales, aplicándola en suplementos dietarios de uso humano. Se la usa viva, como alimento para peces y ranas, tanto en acuarios como criaderos.

En la industria farmacéutica se utiliza el colágeno presente en ellas y a partir del líquido celomático se han elaborado antibióticos. La medicina también ha puesto en estudio a este anélido por su capacidad de regeneración en los tejidos y su inmunidad al medio contaminado en el cual vive. 

Cuando la lombriz cava túneles en el suelo blando y húmedo, succiona o chupa la tierra y digiere de ella las partículas vegetales o animales en descomposición, expulsando los elementos no digeribles y los residuos metabólicos, que son los que forman el humus.

Transforma un grave problema en el más rico fertilizante orgánico y recomponedor de suelos. 

Fuente de alimentación

Es posible el empleo de diversos desechos orgánicos. La preparación del sustrato alimentario debe ser muy cuidadosa para no perder nutrientes. En el manejo del sustrato tenemos que tener en cuenta tres factores muy importantes:

La comida que se les brinde debe ser materia orgánica que vive y muere parcial o totalmente descompuesta. Ésta debe dárseles periódicamente y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos.

Se debe poner cuidado en cuatro detalles:

  • Proporcionarles el alimento necesario: debe estar humedecido y con el debido grado de descomposición. Se puede calcular la cantidad con del siguiente ejemplo: un kilo de lombrices comerán su peso en “alimento húmedo”.
  • Mantener la humedad de la cuna: ésta se mantendrá si el alimento está correctamente humedecido, de los contrario se la puede regar manualmente con regadera en pequeñas superficies; o con algún sistema de riego alternativo en importantes extensiones.
  • Cuidar el pH: debe estar próximo a 7 (neutro). Se lo puede medir con cintas muy económicas comercializadas para tal fin y en casos de niveles no convenientes es muy sencillo de corregir.
  • Controlar la temperatura: nos referimos al frío o calor intensos, que obstaculizan el normal desarrollo de la lombriz. Es recomendable cubrir la cuna con una capa de paja.

 

MUY IMPORTANTE!

La cantidad de basura que elimina cada uno de los hogares y que es depositada en el vertedero,  se vería disminuída considerablemente al usarla como alimento para las lombrices.

  

Humus de lombriz

El humus de lombriz es el producto obtenido mediante el procedimiento biológico de descomposición de elementos orgánicos.

El humus de lombriz es de color negruzco, granulado, homogéneo y con un olor agradable a mantillo del bosque.

La elaboración de desechos de origen animal y vegetal que constituyen el alimento de la lombríz, se realiza en el intestino, cuyas excreciones están recubiertas de un mucus que le otorga la apariencia de un minúsculo collar de gránulos que concentra enorme poder fertilizante.